Cambiar a …

Seguros de comercio

Seguros de comercio

Responsabilidad civil para empresas y negocios

Si un empleado o el dueño de la empresa causa un daño corporal o material durante la ejecución de su trabajo, entonces las reclamaciones por daños y perjuicios están cubiertas por el seguro de responsabilidad civil.

Contratar un seguro de responsabilidad civil para empresas es imprescindible por los elevados costes que pueden derivar de los daños causados accidentalmente y eso puede suponer una amenaza seria para empresas pequeñas o medianas. La empresa es responsable por cualquier daño ocasionado por sus empleados. La RC cubre estos gastos,  se trate de daños dentro del propio local o en el domicilio de un cliente u otro local, siempre y cuando se hayan producido por la actividad laboral de la empresa.

Seguro de bienes del negocio

Este seguro cubre el edificio del local o almacén, así como el mobiliario, la maquinaria, el inventario, el equipamiento, las mercancías y las instalaciones de producción frente a incendio, inundación, tormenta o robo.

Dentro de ese seguro también existe un seguro de RC cubriendo los daños personales. Por ejemplo si un cliente patina y se cae dentro del local o un empleado se cae de una escalera.

Leer más…

Seguro perdida de ganancias por interrupción de negocios

En el caso de tener que suspender la actividad comercial este seguro cubre los gastos fijos corrientes así como los sistemas técnicos de emergencias y gastos de alojamiento sustituido.

Seguro de salud para empresas

Hay muchas ventajas que ofrece un seguro privado de salud para empresas, tanto para los empleados como para la empresa.

Ventajas importantes para la empresa:

Beneficios fiscales
Instrumento de fidelización del personal
Aumento de la atractividad del puesto de trabajo
Menos días de baja por obtener asistencia médica con más rapidez

Ventajas para los empleados:

Ahorro en la prima por ser más económica mediante la empresa
Ahorro fiscal por no tener que declarar ese importe
Condiciones mejores que una contratación individual