Cambiar a …

Subsidio

Subsidio

Protección de sus ingresos el caso de baja laboral

En el caso de baja laboral por enfermedad o accidente, este seguro garantiza que su situación financiera no empeore.  Usted recibe pagos de indemnizaciones, para poder cubrir su pérdida de ingresos y seguir haciendo frente a sus gastos cuando no puede trabajar por un tiempo corto o prolongado.

Para autónomos y empleados

Para los autónomos es especialmente importante un seguro de incapacidad temporal.

Pero también los trabajadores por cuenta ajena en muchos casos ven reducidos sus ingresos en caso de una baja laboral prolongada. Sobre todo, si aparte de un salario fijo reciben unos incentivos variables como comisiones, que no se cobran si no pueden trabajar. Así que también los empleados pueden contratar un seguro de baja laboral como complemento, aunque con importes más reducidos de indemnizaciones y evidentemente primas más económicas.

Sólo las personas con actividad laboral de edades entre 16 y 65 años pueden ser los beneficiarios de un seguro de incapacidad temporal. 

Leer más…

La situación de un autónomo que está de baja laboral

¿Qué cubre la Seguridad Social?

La gran mayoría de los autónomos en España cotizan el mínimo a la Seguridad Social. Es decir, la base de la cotización suele ser la base mínima requerida, que por norma general es un importe inferior que los ingresos reales.

La Seguridad Social entonces pagará un 75 % de esta base de cotización, y de este importe habría que restar casi el 30% para la cotización a la Seguridad Social, que hay que seguir pagando también en el caso de incapacidad laboral.

De esta manera, a la mayoría de autónomos tan sólo les queda un importe de menos de cuatrocientos euros netos al mes que reciben estando de baja. Evidentemente, esto no puede ser suficiente para hacer frente a los gastos mensuales como hipoteca o alquiler, facturas de luz, agua, teléfono etc., compras en supermercados y demás gastos corrientes. Sobre todo las bajas prolongadas pueden llevar a serios problemas económicos.

Por ello recomendamos encarecidamente la contratación de un seguro privado de incapacidad temporal a los autónomos, que garantice mantener sus ingresos reales tanto en el caso de enfermedad como de accidente.

Esto sería la garantía básica. Además se pueden incluir garantías opcionales, si se desea, como por ejemplo:

  • Indemnización diaria en caso de hospitalización
  • Asistencia médica privada en caso de accidentes
  • Invalidez absoluta y permanente: pago de una indemnización equivalente a 4 años de la indemnización diaria contratada como máximo
  • Intervenciones quirúrgicas: un capital determinado según el tipo de operación

Seguro baremado

Aparte de los seguros de incapacidad temporal clásicos, que cubren una indemnización diaria por cada día de la baja laboral, existen también los seguros baremados, que cubren una cantidad fija según el diagnóstico, independientemente de la duración real de la baja.

Tiene la venta de que recibe la indemnización en seguida tras el diagnóstico y hay menos complicaciones a la hora del pago. Y si pudiera volver a trabajar antes de lo previsto, no cambia la cantidad ya recibida.

Y las primas seguros baremados son más económicas que las pólizas clásicas.

La única desventaja es que en el caso de que estuviera de baja más tiempo de lo previsto no se tiene en cuenta.